0

Cuando tu padre es el mejor guardián de tu virginidad

pure2

El fotógrafo David Magnusson retrata el fenómeno de los ‘Purity Balls’, ceremonias cristianas en las que jóvenes y niñas realizan un juramento de pureza y castidad ante sus padres.

Imaginemos la siguiente escena. Un buen día tu padre te propone salir a comer fuera. Te pide que vistas de largo, con tus mejores galas, como si fueras a una boda. Ponéis rumbo a los salones de un hotel en el que espera más gente. Son todo chicas jóvenes, de una edad parecida a la tuya, y todas van acompañadas de sus progenitores. Antes de cenar, tu padre te saca a bailar. Cuando estáis en mitad de la sala, saca un anillo del bolsillo de su chaqueta, te mira a los ojos, toma tu mano y, mientras todo el mundo os observa, pronuncia la siguiente frase: “Estas casada con el Señor y tu padre es tu único novio”. ¿Cómo reaccionarías?

A grandes rasgos, eso es lo que sucede en un “Purity Ball”, una ceremonia en la que jóvenes y niñas, a veces de edades tan tempranas como cuatro años, realizan un juramento de pureza ante sus padres. La única gran diferencia entre la escena que se describe arriba y la ceremonia real es que en ésta no existe el factor sorpresa: las niñas saben a lo que van, acuden por voto propio.

El primer “baile de la pureza” del que se tiene constancia tuvo lugar en 1998 en Colorado Springs, (Colorado, EEUU). Randy Wilson organizó la ceremonia como una manera de fortalecer los lazos con sus cinco hijas en torno a sus valores cristianos. Quince años después, esos eventos en los que decenas de púberes escenifican su desposamiento simbólico con Dios, a la vez que proclaman su virginidad hasta el matrimonio como ofrenda de virtud ante sus padres, se celebran en prácticamente todos los estados de Estados Unidos y en otros 17 países del mundo.

 

pure5

El voto de pureza no se limita al sexo. Las niñas que se someten a este rito de paso renuncian a todo tipo de relación sentimental casual. No está permitido tener citas, aunque sean castas. No están permitidos los besos. La única relación bien vista es aquella que a la fuerza desemboca en el matrimonio para toda la vida. Los padres, por su parte, como “sumos sacerdotes del hogar y la familia”, se comprometen durante la ceremonia a dar lo mejor de sí mismos para proteger la pureza de sus hijas. A menudo, esos votos se sellan con el intercambio de anillos.

Fascinado por el fenómeno, el fotógrafo sueco David Magnusson viajó el año pasado por Estados Unidos siguiendo la pista de estos bailes cristianos de la pureza. Durante cinco meses asistió a bailes en Louisiana, Texas, Colorado y Arizona. En cada una de esas paradas, fotografió y entrevistó a padres e hijas, tratando de reflejar las motivaciones que les llevan a tomar esos votos. El resultado de aquel trabajo veía recientemente la luz en forma de libro.

pure6

Desde el frente feminista se han criticado estas ceremonias en la medida en que suponen una transferencia de la libertad de decisión de estas mujeres jóvenes, otorgando al cabeza de familia la potestad moral de disponer sobre la futura vida sentimental y sexual de sus hijas, como sucedía antaño. También cabe cuestionarse si las niñas más jóvenes son realmente conscientes de lo que están haciendo, si ese optar por la pureza y la virginidad es decisión propia o imposición tácita de un padre que no deja lugar a la elección personal. Magnusson, sin embargo, prefiere mantenerse al margen de esa discusión. “Mi propósito nunca ha sido ni denigrar ni glorificar estas ceremonias; la interpretación de las fotos es cosa del espectador”.

Cabe señalar que las interacciones entre padres e hijas frente a la cámara fueron siempre espontáneas, naturales, elegidas por los propios sujetos retratados. Magnusson no dirigió sus gestos, no les dio ningún tipo de directriz a la hora de posar. Él se limitó a disparar la cámara.

 

Fuente: http://www.playgroundmag.net/musica/noticias-musica/actualidad-musical/cuando-tu-padre-es-el-mejor-guardian-de-tu-virginidad

pure3

Comments


F. Iván Huerta Lozano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.