0

¿Ataque de pánico o trastorno de pánico?

ataque-de-panico

Pánico procede del griego Pánikos y proviene de la situación de miedo que le agradaba provocar al semidiós Pan, quien gustaba aparecerse en las encrucijadas de caminos de los viajeros. Se parecía a un fauno con cuernos y extremidades inferiores de cabra, y así su imagen inspiró a la iconografía cristiana del demonio. La encrucijada abre un dilema allí donde los senderos se bifurcan, distintas opciones son posibles y las disyunciones se levantan. El pánico parece surgir ante la posibilidad de una elección y ante la incertidumbre que ella conlleva. El pánico entonces florece en el sitial de sus encrucijadas.