1

Un aplauso a la ignorancia

Laura Montero de Espinosa Copado

 

UN APLAUSO A LA IGNORANCIA

 

Dar cuenta de La Ignorancia no es sencillo, implica exponer aquello que no sabes y pareciera que debieras saber. Se pregunta uno de lo que no se sabe  y por qué no se sabe y se buscan portadores de responsables porque uno mismo no quiere serlo. La Ignorancia, en lo particular, me ha traído hasta aquí (psicoanálisis), y me mantiene aquí. He ido abrazándola y respetándola, dándole su lugar. Y ella me busca en todo momento, en cada decisión, en cada pregunta y con todo su valor. Ella piensa (porque es en tanto la nombro como parte de mí) que la llevo de la mano, y bueno, aunque intente expresar en este momento algo negativo de ella sin que  se entere de lo que pienso, es imposible…Está invadiendo mi pensamiento para continuar este relato. Debo decir que ella es la que me apoya a presentar lo siguiente, la que me ha incitado a exponerla y por consiguiente: exponerme.

Habrán visto entonces que La Ignorancia es presumida, siempre buscando que la miren, que la reconozcan…y como por sí sola no puede ser, invierte muchas formas para salirse con la suya y que veamos qué pregunta se hace hoy. En ocasiones, uno pelea contra ella, se siente herida por sus desgarres (sus portadores son ¿neuróticos? Bah! mejor no dar tanta etiqueta). En otras ocasiones uno la muestra, con todas sus curvas, petulante y vanidosa confesándole a los otros que, La Ignorancia es para presumirla, pues difícilmente se le da valor. La Ignorancia es histérica.

Esa histérica Ignorancia ha sido también presumida (aunque sin darle nombre) en cada uno de los desarrollos en el psicoanálisis. La mejor acompañante de Freud para concebir el psicoanálisis no fue Martha, fue La Ignorancia.

Esta que lo ayudó a preguntarse, que le hizo escribir, que lo hizo desarrollar, que lo hizo desdecirse y justo ahí, donde se desdice es donde La Ignorancia aparece vestida con sus mejores galas y además ni más ni menos que presentándola él. ¿No es admirable?  No cualquiera la sube a un pedestal y dice: Les presento a mi mayor alidada: La ignorancia.

Claro, hay mayores y menores ignorancias. Unas más bellas, otras ominosas y devastadoras, otras humillantes, otras tímidas, y otras hipócritas (bueno, en realidad hipócrita es su portador, que la presume pero no da cuenta nunca de ella).

Por-que-es-tan-dificil-pensar-en-el-cerebro-humano-1

Ahora bien, mi Ignorancia está clamando salir y considero que lo merece, así que, por favor, un aplauso a la Ignorancia:

Ignorancia: Buenos días a todos, tengo una serie de preguntas acerca de la metapsicología. Por ejemplo: La metapsicología es una representación cosa en cuanto no tiene nombre y no entra al discurso, pues no se conoce. Pero, al denominarla como Representación, ¿No implica un “volverse a presentar”? ¿Acaso es azaroso que Freud utilice esta palabra para describir la Representación Cosa (Das Ding) y la Representación Palabra? Sin embargo, Freud es quien no cree en las casualidades, cree en las causalidades.

Laura: Perdón la interrupción, ¿No tendrá que ver con la necesidad de formalizar un discurso y claro, teniendo en cuenta que inconsciente, preconsciente y consciente ya existían pero no se daba cuenta de ellos hasta que se le representa con palabra, por ello volver a presentarse.

Ignorancia: Veo que tratas de hacerme desaparecer…

1

Laura: Para nada, es esa tendencia a responder lo que se pregunta, pero siempre dándote un lugar, tanto así que aquí estás, expresándote.

Ignorancia: Bien. Espero no tener más interrupciones de tu parte. Prosigo con las preguntas que por cierto, ¡me dan mucha vida!: Con respecto a la primera y segunda tópica de Freud: el Ello es puro cuerpo, pura pulsión, sin palabras. El inconsciente es irrepresentable porque no hay palabras que lo nombre, es un texto cifrado. Con el Ello se nace, pero ¿Cuándo empieza a aparecer el Inconsciente si éste es  contenedor por una parte de represiones, pero por la otra hay contenido como huellas, trazos y marcas? Por otra parte, si el inconsciente es el heredero del complejo de Edipo ¿Nada de lo anterior está en el inconsciente? Esto enlazado con lo dinámico de Freud que el movimiento pulsional contenido es gracias a la represión, y ese movimiento pulsional es desde el nacimiento, entonces el incosciente ¿Se inaugura junto al Ello?

Por otra parte Freud hace una diferencia entre neurosis y psicosis en su ensayo: “Neurosis y psicosis” (1924 [1923])  aunándolo con su segunda tópica. Dice de la neurosis que su etiología es debido a la frustración de un incumplimiento de un deseo infantil, misma etiología que en la psicosis. Sin embargo, el conflicto en la neurosis es del Yo con el Ello, y en la psicosis es del Yo con el mundo exterior. Y es que en la psicosis hay una ruptura con el mundo exterior debido a una grave frustración. En las dos hay frustración, en neurosis con el Ello, en psicosis con mundo exterior. La pregunta es ¿Qué sucede con el Ello en la psicosis? ¿Cuál es su función?

Laura: Ignorancia, leí algo que tal vez solvente esta deuda con su enemigo el conocimiento. Poco tiempo después Freud desarrolla más la idea en: “La pérdida de la realidad en la psicosis y en la neurosis” (1924) exponiendo que hay dos pasos. En el primero se arranca al Yo de la realidad, y en el segundo se indemniza los perjuicios y se debería restablecer el vínculo con la realidad a expensas del ello. Pero hay una diferencia entre neurosis y psicosis que se inaugura en el segundo paso, en ese restablecimiento con la realidad. En la neurosis existe ese restablecimiento pero no sucede eso en la psicosis.

2

Lo que sucede es que aunque también quiere compensar la pérdida de realidad, a expensas del vínculo con lo real, como en la neurosis pero en realidad lo que hace es crear una realidad nueva. Por consiguiente tanto neurosis como psicosis tienen pelea del Ello con el mundo exterior, están disgustados con él. Así que la neurosis evita un fragmento de la realidad, y la psicosis en su intento de evitar lo que hace es reconstruir. La neurosis no desmiente, la psicosis si y además la sustituye.

Ignorancia: Mira Laura, tu posición es estar junto a mí, y te lo voy a demostrar con la siguiente pregunta: Paul-Laurent Assoun no sólo leyó sino que trabajó a profundidad la obra de Freud, y en su libro: “Introducción a la metapsicología freudiana” desarrolla lo que Freud dice acerca del psicoanálisis diciendo que no hay diferencia entre investigar sobre el ser neurótico y el “atender”. Por consiguiente ¿Cómo es posible que se generalice acerca de la gestación neurótica y psicótica? Como si hubieran dos psicosis iguales.

Laura: No creo que hay dos psicosis iguales, pero Freud propone que el psicoanálisis es un procedimiento psicológico de investigación de procesos psíquicos prácticamente inaccesibles por otra vía. Refiere que es una técnica, una teoría, una clínica y una metodología donde da lugar la metapsicología con la tópica, económica y dinámica. Por consiguiente, parece que el común denominador es el inconsciente y sus operaciones.

Ignorancia: Entonces cómo explicas que en la psicosis muchas alucinaciones se dan de forma contextual, es decir, unos hablan de ser hijos de un presidente actual, o bien ser espías para una policía en especial que además es actual. Otros coinciden con ser hijos de un dios. Así que parece que algo del orden de la cultura opera en la psicosis y hace que no sea lo mismo en la estructuración.

Laura: Tal vez el mecanismo es el mismo, y justamente por la singularidad del caso por caso de la que Freud propone es cuando en cada psicosis la evolución del síntoma, del delirio, alucinación es totalmente diferente.

Ignorancia: No nos vamos a poner de acuerdo, a veces me quieres, otras me odias y tratas de desaparecerme con tus lecturas, tu trabajo, tus respuestas… pero no podemos separarnos. Espero que eso lo tengas muy claro. Ya sabes que sin mí no habría ninguna discusión de estas que tanto te agradan.

Y es de esta forma como doy cuenta de ella, de mi Ignorancia. No me gustaría que en este momento traten de desaparecerla con evidencias, pues como mía que es debo escucharla y hacerla menos arisca, que ella misma se reconozca sin necesitar del reconocimiento de otros, sino del mío. Espero hayan sido muy hábiles para saber de quién hablo.

Comments


Salida de Emergencia

One Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.